• El emprendeadicto o la rutina del emprendedor.

    En todas las cosas que uno hace acaba habiendo una rutina.
    En el trabajo ,en el deporte, en la familia, en el amor, la cocina, la compra… pero hay rutina en el emprendimiento?

    Uno se puede acostumbrar a emprender sin fin?

    Como ya sabemos, el emprendedor no nace se hace, como dice Sonia Rujas: El emprendedor nace o se hace?

    Pero una vez que se lanza, el emprendedor es imparable, es un depredador, un arma letal.

    El emprendeadicto o la rutina de emprender
    El emprendeadicto es un arma letal que se come el trabajo

    El emprendeadicto se  engancha y entra en la “reolina atómica” del gran emprendedor.

    Y entonces acaba:

    1-Trabajando sin fin

    2-Comiendo mal

    3-De los nervios

    4-Sin amigos

    5-Sin relaciones estables

    6-Sin ver a los niños

    7-Sin cuidados faciales ni corporales ni nada

    8-Sin gimnasio, pádel, caminatas,deporte en general.

    9-Sin visitas a los parientes, ni los unos ni los contrarios…

    10-Sin dientes

    Y adquiere:

    1-Hiperactividad

    2-Malos hábitos gastronómicos

    3-Situaciones delicadas y desequilibrio emocional

    4-Amigos emprendeadictos

    5-Casi divorcio

    6-Acciones de Toy r us , Juguetilandia o similar.

    7-Puntos negros, pelos, grasa ,granos, arrugas…

    8-Michelines, lorzas, una forma fatal y ahogos en las escaleras…

    9-Adjetivos espeluznantes que no se van ni con salfumán.

    10- Bruxismo

    Lo que está claro es que emprender es una adicción, porque además todos te dicen que si no lo haces bien, es porque : «es la primera vez», después , cuando la segunda te  sale fatal, te comentan  : necesitas equivocarte mucho para aprender lo que no tienes que hacer y adquirir experiencia…

    Claro, tú piensas:  voy bien, esto es algo que hay que pasar, ya estoy casi consiguiendolo, y sigues…Pero, ya estás enganchado, no tienes vuelta a trás: eres emprendeadicto.
    A algunos les cuesta empezar pero una vez arrancan son imparables. Ven oportunidades de negocio en todas partes.

    Otros son adictos a planear, programar, presentar,  tienen la  “deformación profesional “del emprendimiento.

    Estos son emprendedores natos, así los parió su madre, “rabos de lagartija” , no pueden parar quietos,  siempre pensando cosas, en cómo darles forma,  en ponerlas en marcha.
    Por cualquiera de estas razones te vas a convertir en un emprendedor nato ,un fenómeno del emprendimiento :ánimo y déjanos con la boca abierta! Pero atente a las consecuencias, no dejes que nadie te engañe, emprendeadicto eres carne de cañón, en cuanto lo cates no podrás parar!

    Emprendes por rutina o como rutina?

    Y tú ,eres ya Emprendeadicto?

Autor:

Ana Espadas publicista en Alicante.

https://anaespadas.es/

Deja un comentario

Si quieres dar tu opinión, deja un comentario.